El Parto Natural de Violeta

40+4 cuando empezó todo, con Fabián nos pasamos la noche contando minutos entre contracciónes y durmiendo en intervalos de 3 a 5 minutos. Mi matrona nos acompañaba a la distancia. Después todo se volvió monótono, nos conectamos demasiado con el momento y logramos un rutina de respiración, masajes y cariño que hicieron que las horas se pasaran volando.
El dolor era fuerte, inhabilitante pero cariñoso, me regalaba minutos para recuperarme y prepararme para la siguiente.

A las 3 AM salimos camino a la clínica, hora perfecta para tener la calle para nosotros solos, estábamos relajados y escuchábamos Pink Floyde, recuerdo que la última canción que sonó antes de entrar fue “Wish you were here”, nos hizo tanto sentido, estábamos demasiado listos para conocer a la Violeta.

Me hicieron el primer y único tacto y estaba de 8 cm. ¡Qué alivio! Habíamos avanzado harto camino los dos solos, en un lugar lindo, calientito y cómodo, en nuestro #hogar.

Subimos a la sala de #parto integral y la preparamos para nosotros, pusimos olor a lavanda y luz tenue, Erykah Badu nos acompañó durante esas últimas 7 horas.

Llegó la matrona y ella nos acompañó con distancia, dejo que siguiéramos nuestro ritmo, estábamos demasiado conectados.

Las últimas 3 horas fueron las más lindas, me sentía drogada en #hormonas y dolor, estaba tan conectada con mi #cuerpo que deje de estar en ese lugar, viajé.

La bolsa nunca quiso romperse, hasta que yo misma la rompí y permití que la Violetita se pusiera en su lugar para salir. Qué dolor mas grande sentí, ahí perdí la fé, pero Fabián y la Vivi nunca dejaron de confiar en mí, en mi cuerpo y en la viole. Ellos me hicieron volver.

A la hora siguiente nació la Violeta, la ginecóloga, muy cariñosa, dejó que yo solita la sacara, recuerdo como me temblaban las manos. La tomé torpemente y la puse en mi pecho, llorábamos de emoción, Fabián se pego a nosotras, nadie más la tocó, nos dejaron vivir esa explosión de amor con mucho respeto.

En la sala solo habían sonrisas.

1 comentario en “El Parto Natural de Violeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *