5 Reglas para viajar a contra marcha seguros

@Ensusilla / Andrea Malchuk

Estamos de acuerdo que la forma MÁS segura de viajar con niños menores de 4 años, es 100% a contramarcha. PERO, no todas las sillas lo permiten!!! Lee detenidamente este post para saber si puedes poner tu silla a contramarcha y durante cuánto tiempo.

Los únicos tipos de sillas que se pueden poner a contramarcha son los huevitos (QUE SOLO SE PUEDEN PONER A CONTRAMARCHA!) y las sillas convertibles (que se pueden poner a contramarcha y hacia adelante).

Las sillas convertibles tienen un peso máximo a contramarcha! Si tu hijo es 100 gramos más pesado que el peso permitido a contramarcha, debes dar vuelta tu silla hacia adelante (POR ESO SIEMPRE RECOMIENDO QUE BUSQUEN SILLAS QUE PERMITAN LA CONTRAMACHA MÍNIMO HASTA LOS 18 KILOS!!!)

Siempre debes respetar las instrucciones de instalación tal cual lo dice el fabricante. Si tu cinturón de seguridad es muy corto y no puedes instalarla a contramarcha como dice el fabricante, esa silla no puede ir a contramarcha.

Que los pies toquen el asiento y las piernas queden flectadas JAMÁS va a ser una razón para dar vuelta la silla! No pasa absolutamente nada! Los niños son flexibles y arreglar una pierna rota (que es MUY poco probable que pase) siempre va a ser más simple y fácil que arreglar un cuello o columna rota.

Cuando las sillas están instaladas a contramarcha, ocupan más espacio. Una regla de la contramacha es que el respaldo del SRI no puede tocar el respaldo de las sillas del piloto y copiloto; deben haber al menos 2,5 cm de separación entre los respaldos (MUCHOS PIENSAN QUE LO MEJOR ES ECHAR EL ASIENTO DEL PILOTO O COPILOTO HACIA ATRÁS PARA APRETAR LA SILLA DEL NIÑO Y QUE QUEDE FIJA. NO LO HAGAN

La contramarcha es más segura SOLO si se siguen todas las reglas. Inviertan en sillas que permitan la contramarcha mínimo hasta los 18 kilos ya que algunas la permiten solo hasta los 13 kilos (un niño de 1 año puede pesar eso!!!) y las consecuencias de llevar a un niño a favor de la marcha a esa edad, pueden ser fatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *